lunes, 30 de marzo de 2015

Reseña. || Ready Player One.



Me confundí, es Ernest.



Primeramente quería decir que nunca, jamás, había leído un libro como este. Es cierto que, o te gusta o no te gusta. En mi caso, me ha gustado. No para considerarlo el mejor libro del mundo pero es cierto que engancha. Muchísimo.

Todo comienza con la muerte del creador de OASIS, este multimillonario deja todo su dinero a quien consiga resolver el enigma que ha dejado en su juego. Todo el mundo puede participar e intentar ganarlo pero es acertijo muy complicado que consta de seis pruebas. Encontrar tres llaves y encontrar las puertas. Para hacerlo deberes resolver los acertijos.

Nuestro protagonista es un entusiasta de los ochenta, al igual que la mayoría de la población debido a este videojuego. Con solo diecisiete ya se ha visto casi todas las películas, leído casi todos los libros, escuchado casi toda la música y jugado a casi todos los videojuegos que vienen en una guía sobre la vida del creador de Oasis.

En un principio, pensé que estaba chiflado pero luego me di cuenta de que cada persona se obsesiona con una serie de cosas. Algunos por la música, otros por las películas, los videojuegos... No importa cómo seamos aunque tenemos esa cualidad en común.
Al no ser una fanática de los videojuegos ni de la época de los ochenta, había algunas veces que me perdía y no encajaba las piezas pero aún así lo he disfrutada mucho.

Es una distopía que puede ser tan real que impresiona. Ya vivimos enganchados a los móviles y videojuegos, ¿por qué no podría ser?

En este libro lo que más hay es acción, también tiene un toque de romance pero apenas importa aunque el autor intentaba darle bastante importancia cuando realmente, no la tenía. También un aspecto que me gustó mucho fue la amistad aunque no os voy a hablar mucho de ella por miedo a decir algún spoiler.

En resumen, es un libro que he disfrutado bastante pero no me ha llegado tan hondo como a otra persona que le gusten los videojuegos y en algunos aspectos me ha defraudado bastante, sobretodo llegando al final.

Yo le doy un...


Un beso y ¡hasta la próxima!

2 comentarios:

  1. Dios, tiene buena pinta, me recuerda a Minecraft y el misterio del hermano del creador xD ¡Quizás me lo apunte!

    ResponderEliminar